Como sabes, Gremlins es una película de terror estadounidense donde un chico llamado Billy recibe de su padre un Mogwai como regalo de navidad. Éste le pone Gizmo a su nueva “mascota” que viene con una serie de reglas muy específicas, las cuales se rompen en el transcurso de la película para poder aterrorizarnos y divertirnos con estas adorables criaturas:

  • No exponer al Mogwai a las luces brillantes porque lo lastiman, y no debe recibir la luz del sol, ya que lo mataría.
  • Darle de beber agua, pero jamás mojarlo.
  • Y la más importante, nunca alimentar al Mogwai después de la medianoche.

Y te preguntarás, ¿y esto que tiene que ver con mi instrumento musical? Bueno, podemos aplicar estas tres simples reglas en nuestro día a día con unas pequeñas modificaciones para ser mejores músicos.

  1. No debes dejar tu instrumento directamente a la luz del sol por mucho tiempo ni dentro del auto. Uno de los cuidados básicos de tu instrumento musical es evitarle cambios bruscos de temperatura, en este caso el calor, ya que la madera se puede hinchar, afectar su afinación y sonoridad del instrumento, además que pueden aparecer pequeñas grietas y acortar la vida de nuestro instrumento.
  2. No derrames agua en tu instrumento musical. Aunque parece algo obvio, hay personas que no cuidan lo suficiente de su instrumento. Lo ponen en la mesa cuando están comiendo o tratan de limpiarlo empapándolo de agua. Debo hacer hincapié que existen algunos instrumentos que se limpian con un paño húmedo, pero estos no son de madera sino de metal.
  3. Nunca tocar después de media noche sin tener algo que amortigüe el sonido. De no hacerlo, podrías molestar a tus familiares o vecinos. Recuerda, no todas las personas son nocturnas y muchas se levantan temprano para ir al escuela o trabajar. Si tocas el violín, una sordina te será útil, en un teclado los audífonos serán la elección correcta, en casos más extremos puedes adaptar tu cuarto para insonorizarlo con pintura aislante de ruido, corcho u otras opciones.

En conclusión, lectores, los cuidados que debía tener Billy con su Mogwai son parecidos a los que debemos tener con el instrumento. Por cierto, la película es muy buena, si no la han visto véanla y, si ya la vieron, hagan un maratón de los Gremlins. Espero que estos consejos les sirvan de ayuda.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s